Origen de la Investigación Operativa (Parte 3ª).

Para reconducir las investigaciones bajo este nuevo paradigma, se creó el que sería el primer equipo de investigadores operativos, encabezado por Eric C. Williams.

El resto de miembros del equipo se seleccionó entre los científicos del grupo de investigación sobre el radar aquel mismo día.

Con este paso se había originado una nueva disciplina y se había formulado su primer plan de trabajo. Así se concibió y se puso en práctica, de forma consciente, la Investigación Operativa.

Una semana después se creó un segundo equipo, liderado en esta ocasión por G. A. Roberts. Este segundo equipo se trasladó a las salas de operaciones de los grupos de cazas, analizando la forma en la que se combinaba la información con origen en los sistemas de radar y la proporcionada por el Real Cuerpo de Observadores.

Además, investigó diferentes tácticas de ataque y formaciones de cazas en combate contra bombarderos durante el día, así como técnicas de combate caza-bombardero volando en solitario en vuelo nocturno. También conviene mencionar en este punto la incorporación de los cazas Spitfire a la RAF, con lo que el centro de gravedad de la RAF pasa a estar en este tipo de aviones.

 

En el verano de 1939 se realiza el tercero y último de los grandes ejercicios prebélicos de defensa antiaérea. Este ejercicio Involucró a:

  • 33000 personas.

  • 1300 aviones

  • 110 baterías antiaéreas.

  • 700 reflectores.

  • 100 globos de barrera.

y a su conclusión se puso de manifiesto una gran mejora en la operativa del Sistema de Control y Alerta. Las autoridades británicas asignaron este éxito al trabajo de los dos grupos de investigadores operativos que se habían formado bajo la dirección de Eric C. Williams y G. A. Roberts, pues era el único elemento que había cambiado sustancialmente en el desarrollo de los trabajos.

El éxito fue reconocido por el Comandante del Mando de Cazas de la RAF Sir Hugh Dowding, quien dispuso que al inicio de la ya inminente guerra estos grupos de investigadores operativos se incorporarán a su Cuartel General para trabajar junto a su Estado Mayor en la planificación de las operaciones aéreas, entre otras cuestiones. De esta forma, las unidades de Investigación Operativa comenzaron a formar parte de la orgánica de las Fuerzas Armadas. La asignación de los 2 equipos se llevó a efecto el día 3 de septiembre de 1939. Los equipos se unieron en un único grupo que recibió el nombre de “Sección de Investigación de Stanmore”, bajo la dirección única de Harold Larnder.

En 1941, la Sección de Investigación de Stanmore, cambió su denominación, pasando a ser Sección de Investigación Operacional.

Así se formalizó y aceptó oficialmente, dando nombre a la nueva disciplina: Investigación Operativa, en la traducción más habitual en lengua española.

 

A partir de este punto, existe un rápido desarrollo de la nueva disciplina, …. pero ya sobrepasa el objetivo de estas entradas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 2 =