Sistemas electorales

«La democracia es el menos malo de los sistemas políticos».

La mayoría de los países modernos aspiran a contar con sistemas de votación que permitan conformar los órganos de representación de la soberanía nacional de forma fidedigna.

En un mundo altamente globalizado como en el que vivimos actualmente, cada vez son más frecuentes los organismos supranacionales. En estos organismos, las decisiones se han de adoptar mediante votaciones con sistemas de ponderación variables en función de las características de sus miembros.

La experiencia ha demostrado que los sistemas de representación actuales son altamente mejorables. Te ofrecemos la posibilidad de comparar los sistemas de asignación de votos ya existentes. También te proponemos nuevos modelos que permitan ajustar tanto como sea posible, la asignación de escaños a la voluntad de los votantes.

Para ello empleamos procedimientos basados en Análisis Avanzado de Datos, Inteligencia Artificial, Optimización y Simulación, permitiéndonos estudiar de forma sintética múltiples escenarios.

Índices de poder

No existe un consenso general sobre el concepto de índice de poder. No obstante, podemos ver, en el devenir político, por ejemplo, como grupos con escasa representación o porcentaje de votos resultan decisivos en el momento de adoptar determinadas decisiones. Esto nos induce a pensar que no existe proporcionalidad entre la representatividad de los grupos y el poder que ostentan. De esta forma surge la necesidad de medir el poder “real” que ostentan estos grupos

Basándonos en Análisis Avanzado de Datos junto a procedimientos de Inteligencia Artificial, Optimización y Simulación, proponemos modelos que permiten medir el poder “real” de los diferentes grupos, a partir de la representación que han obtenido y las normas por las que se rigen las votaciones para la adopción de decisiones.

Asignación de escaños

El sistema D’Hont es un método de los denominados de «promedio mayor» para asignar escaños en sistemas de representación proporcional por listas electorales. Fue creado por el jurista belga Víctor D’Hont en el año 1878, y su uso sigue muy extendido, sobre todo en Europa, a pesar de que no son pocas las voces que claman por un nuevo sistema que destierre las desviaciones que se han detectado durante su utilización.

A partir del Análisis Avanzado de los Datos obtenidos en pasadas elecciones y vanguardistas procedimientos de Inteligencia Artificial y Simulación, diseñamos y comparamos sistemas de asignación de escaños, proporcionando resultados que se ajusten en mayor medida a los votos obtenidos por los diferentes partidos.